Síndrome de Burnout

También conocido a nivel popular con el término de estar quemado, el Síndrome de Burnout se evidencia en el estado emocional de las personas y ha sido estudiado no sólo en el ámbito deportivo sino también en las organizaciones empresariales. Considerado como la plaga del siglo veinte, se encuentra sumamente relacionado con el grado de presión y el estrés que vivencia un individuo. Se han realizado paralelismos entre el burnout en atletas y trabajadores, por la frecuencia e intensidad de exigencias internas y/o externas que tanto unos como otros sufren en el contexto en el que desarrollan sus deportes o sus labores.

El Síndrome de Burnout suele manifestarse a través de estados de agotamiento emocional y físico; sentimientos de fracaso en la actividad cotidiana, reducida realización personal y síntomas como insomnio; dolores de cabeza y problemas digestivos. En los deportistas, sobre todo aquellos que dedican gran cantidad de tiempo; energía y esfuerzo a su disciplina, se da una progresiva disminución en su rendimiento. Tanto su motivación como la confianza y la autoestima se ven afectadas.

En los deportistas jóvenes, esta posibilidad puede ser explicada en algunas ocasiones cuando hay una excesiva focalización hacia el éxito en el medio en el cual se mueven. Lo lúdico que la práctica deportiva puede tener, aquí pareciera que no tiene lugar. Muchas veces son los propios padres quienes comienzan a ver a su hijo como un futuro campeón. Los sueños de fama y dinero hacen que algunos chicos se sientan sometidos a demandas sociales muy exigentes, presiones intensas y duraderas. Esto colaboraría, en alguna medida, a la posible manifestación del síndrome y posterior abandono del deporte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *